25 marzo 2008

Mantram SAMNO MITRAHA SAM

SAMNO MITRAHA SAM

SAMNO MITRAHA SAM VARUNAHA
SAMNO BHAVAT ARYAMA
SAMNA INDRO BRHASPATIHI
SAMNO VISNUR URUKRAMAHA
NAMO BRAHMANE NAMASTE VAYU
TVAMEVA PRATYAKSAM BRAHMASI
TVAMEVA PRATYAKSAM BRAHMA
VADISYAMI
RTAM VADISYAMI SATHYAM VADISYAMI
TAN MAM AVATU TAT VAKTARAM AVATU
AVATU MAM AVATU VAKTARAM
OM SANTHI SANTHI SANTHIHI
Significado:
a) OM QUE MITRA NOS SEA PROPICIO
QUE VARUNA NOS SEA PROPICIO
QUE ARYAMA NOS SEA PROPICIO
QUE INDRA NOS SEA PROPICIO
QUE BRHASPATHI NOS SEA PROPICIO
QUE VISNU, EL URUKRAMA, NOS SEA PROPICIO

b) NOS INCLINAMOS ANTE EL BRAHMAN,
EL DIOS ABSOLUTO
NOS INCLINAMOS ANTE TI
¡OH SEÑOR DEL AIRE (VAYU)
TU ERES CIERTAMENTE EL DIOS PERCEPTIBLE
AFIRMO QUE TU ERES EN VERDAD
EL DIOS PERCEPTIBLE
AFIRMO LA RECTITUD
AFIRMO LA VERDAD
QUE AQUELLO PROTEJA AL MAESTRO
QUE AQUELLO ME PROTEJA
QUE AQUELLO PROTEJA A MI MAESTRO.

Explicación:
MITRA
El Señor del Día; el Señor del Prana (oxígeno, inhalación); el Ser Resplandeciente, la Inteligencia Creadora en nosotros; la voluntad; el Señor del Este; la corriente ascendente en los seres.
VARUNA
El Señor de la Noche; el complemento de Mitra; el Señor del Apana (dióxido de carbono, exhalación); la Inteligencia Reflectora, la Actividad Inteligente; el Señor del Oeste; la corriente descendente en los seres.
ARYAMA
El Señor de la Contribución, el Samana Vayu o principio intermedio entre Mitra y Varuna.
INDRA
El principio ejecutor y protector de uno mismo; el principio del ego.
BRHASPATI
El Señor del Habla, de la Sabiduría y del Intelecto; el Consejero de Indra; el Maestro; el Sacerdote.
VISNU, URUKRAMAH
Visnu es el principio que todo lo impregna en el cuerpo del Universo y en el cuerpo del ser. Visnu es Urukramah, el Ser Omnipresente y siempre expansivo. También existe como el aire Vyana. Es la Persona Cósmica (Purusa), dentro del micro y macrocosmos.

En la primera parte de este mantram se venera a los principales funcionarios, Inteligencias, Devas, que trabajan constantemente en el cuerpo, para que sean favorables y propicios, y para que estén en equilibrio en nosotros. SAM es el mantram del equilibrio.

En la segunda parte del mantram se pretende venerar a Brahman, el Dios Absoluto, porque El es la meta, y lo que se intenta lograr. Su forma perceptible es el aire, ya que el aire es perceptible aunque no sea visible. Del mismo modo el Brahman es perceptible pero no visible, en el sentido de que no es comprensible para la mente y los sentidos. Con ayuda del aire, que da la clave de la existencia imperceptible, el buscador intenta llegar hasta el Señor Absoluto. Por consiguiente, se ofrece la plegaria al Señor por mediación del aire (con esto se indica el cuarto paso del Yoga llamado Pranayama.

Todos estos Devas o Inteligencias como Mitra, Varuna, Aryama, Indra, Brhaspati, Visnu, Vayu y Brahman, responden favorablemente sólo cuando el buscador observa la rectitud y la Verdad. Por consiguiente, el buscador afirma que pensará correctamente y dirá la Verdad.
Mediante esto, es decir, mediante su conducta y mediante el favor de los Devas, pide ser protegido, y pide protección para su Maestro también. Cuando el Maestro es protegido, éste le protege a él. Por consiguiente, pide dos veces la protección de su Maestro y su propia protección. Tal es la cordialidad existente en la relación Maestro-estudiante en los Vedas.
El significado de este himno hace una sutil referencia al Prana-Mitra (inhalación), Apana-Varuna (exhalación), Samana-Aryama (aire equilibrador), Vyana-Visnu (el aire que todo lo impregna) que son todos los aspectos esenciales del funcionamiento del aire en nosotros. El acuerdo o la interacción entre estos 4 aires culmina en el Udana Vayu, en donde el buscador es elevado de la materia densa hasta el éter. Este trabajo es el trabajo del aire (Vayu), el Señor de la Vida, y por eso es a El a quien principalmente se venera.
El aire es el medio que le lleva a uno a la Luz, que conecta a Brahman con el Jiva, es decir el Alma Universal con el alma individual. El curso de la vida mundana se debe a la operación de estas pulsaciones vitales que van conjuntamente con el Ser y conducen a sus manifestaciones como alma individual. De ellas, las pulsaciones Samana Y Vyana están controladas y contenidas por Prana y Apana. Estas dos últimas son contenidas y controladas por Udana, la cual es, de este modo, la que lo controla todo. El control de las 5 pulsaciones conduce hasta el Ser Superior.
La operación de estas pulsaciones es importante para la vitalidad. Los pares de pulsaciones tienen fuego entre ellas, y este fuego cuando se genera mediante la práctica del Pranayama, despierta al alma. De este modo lo que se persigue, por lo tanto, es que los Devas sean propicios.
El Himno concluye proponiendo paz tres veces, diciendo: Santhi, Santhi, Santhihi.
Extracto libro Mantrams Ed. Dhanishtha

No hay comentarios: