22 octubre 2008

La Invocación de la Llama Violeta


Oh bendecido Sirviente de Dios,
del hombre, de la tierra y de los elementos.
Oh bendecida Llama del Crepúsculo,
de Ritmo, de Música y Danza,
de Gracia, Violeta y Victoria.
¡Oh bendecido San Germain!
Nos ofrecemos a Ti,
a la Jerarquía y al Señor.
Nos comprometemos a servir como Tu sirves a Dios,
el hombre, la tierra y los elementos,
con paciencia y con tolerancia.
Nos comprometemos a servir a lo grande y a lo pequeño
dando todo lo que nos es dado.
Ofrecemos,
nos comprometemos,
nos comprometemos a ofrecer.
¡Te saludamos!
¡Te saludamos!
¡Te saludamos!
Libera a todos,
los seres del planeta,
los prisioneros.
¡Libera!
¡Libera!
¡Libera!
Imprimir

No hay comentarios: