20 marzo 2012

La Llama Violeta

El Jaguar pide nuestros corazones
a la entrada del Templo.
Somos los tímidos
que no se ofrecen.
Y menos comprender
que “la ofrenda” es la clave.
Se nos ha dicho que busquemos más y más,
pero la clave es ofrecer, ofrecer más.
Haznos valientes para ofrecer,
ofrecerTe a Ti nuestros corazones y nuestras almas.
En verdad, Tú eres el Jaguar.

Imprimir

No hay comentarios: