20 junio 2013

Mensajes Astrologicos

CANCER
21 de junio al 22 de julio 2013

La encarnación de almas es la representación teatral celestial del mes de Cáncer, y la liberación de las almas de la forma de la encarnación es la obra de teatro que se representa en el mes de Capricornio. Las almas entran en el cuerpo triple para dar plenitud a sus propósitos, y desencarnan cuando los propósitos se han llevado a cabo. La vida del ser humano es tan profunda, y la experiencia de la plenitud es tan vasta, que no podemos experimentar la totalidad del universo en una vida. De ahí la oportunidad de la reencarnación. Las almas reencarnan innumerables veces para experimentar diferentes aspectos de la vida: físicos, emocionales, mentales y búddhicos. A medida que el alma adquiere plenitud, avanza progresivamente. No adquirir plenitud nos conduce a la encarnación. Los deseos no satisfechos, pensamientos no satisfechos, ideologías no satisfechas traen a las almas a los cuerpos de carne y hueso para que tengan más oportunidades de continuar el programa de realización.
Cáncer ofrece la encarnación a tres niveles diferentes. El nacimiento darse en el cuerpo de luz dorada. Finalmente, puede darse en el cuerpo de luz diamantina. En función de la evolución del alma, uno recibe la correspondiente vestidura.
El proceso inicial del discipulado es aceptar consciente y gozosamente la disciplina relativa al renacimiento en el cuerpo de luz, e igualmente el renacimiento en el cuerpo de luz diamantina. Un discípulo es aquel que ha llegado a la plenitud de las experiencias mundanas y busca las experiencias supramundanas. Igual que el joven ya no se siente atraído por los juegos del parvulario, un alma que evoluciona cambia el énfasis de la realización mundana a la realización supramundana. Sea un cuerpo de carne y hueso, un cuerpo de luz dorada o un cuerpo de luz diamantina, sigue siendo un cuerpo. Ofrecer cuerpos a las almas que encarnan es el trabajo de Cáncer. La Luna, Saturno y Urano son las energías planetarias correspondientes que permiten la encarnación de los respectivos cuerpos, según la aptitud del alma. Los aspirantes que moran en el cuerpo de carne y hueso necesitan emprender el refinamiento del cuerpo de carne y hueso mediante el pensamiento, el habla y la acción correctos, de manera que el cuerpo acentúe la luz escondida dentro de la materia, igual que de la leche sale la mantequilla. Este trabajo puede llevarse a cabo mediante pensamientos de buena voluntad, un habla amorosa y acciones de sabiduría.
Para consagrarnos de nuevo al programa, podemos realizar un nuevo comienzo cada año en el mes de Cáncer. Júpiter en Cáncer ayuda como Gurú al verdadero aspirante.
Por esta razón, la luna llena de Cáncer está dedicada al Maestro.
Carta No. 3 / Ciclo 27 – del 21 de junio al 22 de julio 2013
The World Teacher Trust España

No hay comentarios: