20 marzo 2014

La Llama Violeta

¡El trabajo del Templo ha comenzado! 
¡Silencio externo, Sonido interno! 
¡Oscuridad externa, Luz interna! 
¡El sonido de la vida se escucha tenuemente! 
¡Los hijos de los hombres entran en el Templo uno a uno! 
Mientras la puerta del templo se abre y se cierra, 
un hijo del hombre entra, por elegibilidad. 
¡Los hijos de los hombres se mueven con pasos regulares 
de esquina a esquina, 
hasta llegar al Norte! 
¡Sólo se ve la Luz central, 
los Siete permanecen ocultos!

Imprimir

No hay comentarios: