24 julio 2014

La Llama Violeta

El libre albedrío es una responsabilidad.
Su abuso es la vulnerabilidad del hombre.
El uso correcto es una posibilidad.
El Discipulado confiere el talento.
¡Utilidad, unidad, agudeza, continuidad,
constituyen la clave de la Libertad!

Imprimir

No hay comentarios: