22 septiembre 2015

La Llama Violeta

El trabajo del Templo es la Alquimia.

   
¡El hombre se ocupa de la Alquimia para transformar el metal básico en Oro!

  
Pero la Alquimia aplicada al Ser convierte al hijo del hombre en Hijo de Dios.

  
El Hijo de Dios es Dorado,

– inclusive Diamantino.

¡El Templo Diamantino no es sino el Templo de Salomón!

Imprimir

No hay comentarios: