22 noviembre 2015

La Llama Violeta

Imprimir

El Perro en el Templo vigila la puerta.

El León del Maestro mira fijamente y conduce a los entrantes.
El Oso Polar se mueve danzando alrededor.
El Águila en el techo vigila alrededor.
Ningún ladrón o rufián se atreve a entrar.
Tres Doncellas bendicen dulcemente.
El Ojo todo visor lo observa todo.
¡El trabajo del Templo continúa en silencio!

No hay comentarios: