20 junio 2017

Mensajes Astrológicos



La entrada del Sol en Cáncer debería recordar a los aspirantes pensar en un cuerpo iluminado. El aforismo dice: “Construyo una casa iluminada y en ella moro”. Cáncer es el signo en el que las almas entran en la envoltura de las formas. Si la envoltura es sutil y transparente, la luz del alma continúa brillando. Si el envoltorio es denso, la luz del alma queda escondida. El nacimiento del alma en la materia es como una lámpara en un recipiente de arcilla, cubierto por todos lados. No puede verse la luz que hay en su interior. La materia del recipiente oculta la luz y no le permite brillar. La materia tiene que refinarse; tiene que estar tan refinada como una jarra de cristal. Entonces la materia tiende a ser transparente y sutil. A través de una jarra de cristal la luz brilla dentro y fuera. Esta luz ilumina.
Nacido en un cuerpo de carne y hueso, además de otros tejidos como la piel, el hombre tiene que refinar su cuerpo a través del pensamiento correcto, el habla correcta y la acción correcta, de manera que a lo largo del tiempo la materia del cuerpo tienda a ser flexible, sutil, magnética y radiante.
Transformar la materia requiere una voluntad poderosa. La materia de la Tierra está considerada la más densa de las materias. No cede fácilmente. Para impregnar la materia, penetrar en ella y transformarla, la voluntad del hombre necesita un complemento. El hombre busca entonces ardientemente la ayuda de un Maestro. En los tiempos modernos el Maestro confía en las energías de Urano, que es una energía que impregna y penetra profundamente. Invocar las energías de Urano ayuda de manera significativa en la transformación de la materia del cuerpo. Los siete tejidos se transforman con mayor rapidez con esta invocación.
La era de Acuario requiere que los hombres se vinculen a Urano y obtengan la transformación necesaria. El sonido C.V.V. es la clave de esta invocación de las energías de la nueva era, es decir, las energías de Urano.
La astrología tradicional habla de la Luna, Marte y Saturno como los planetas benéficos para el discipulado. Pero la astrología de la nueva era sugiere que los aspirantes pueden asociarse con Urano a través de la invocación regular para permitir una transformación más rápida. Urano se erige como el transformador global, así como también el transformador grupal e individual.
Si el hombre no intenta transformarse, continuará estando en las casas- prisión de la materia. La materia tiene el potencial de ser sutil y causal, así como de permitir la radiación de la luz en todo su entorno. Que se medite en esto.

Carta 3, Ciclo 31 – del 21 de Junio al 22 de Julio de 2017
-->
World Teacher Trust España wttes.org

No hay comentarios: